Facebook Twitter Google +1     Admin

Rectificar es de sabio y en el béisbol se impone hacerlo

20180903165048-foto-1.jpg


Es triste observar como uno de los grandes campeones de nuestros clásicos, se desmorona como   pastel en la puerta del colegio, cuando prácticamente la temporada 58 aprende a caminar, pues hace pocos días comenzó.

Conmueve, mirar un equipo glorioso como el pinareño derrumbado, sin fuerzas para seguir la batalla. Pero así es el béisbol, carga consigo espinas y rosas, para ser más imperecedero.

Suerte a los muchachos de Pedro Luis Lazo, en la gira que comienzan por el oriente cubano este lunes, con una primera parada en  Santiago de Cuba, y las dos restantes en Guantánamo y Granma.

Terminó este comentario con un mensaje a los directivos del béisbol y nuestro Instituto de Deportes; -señores, que la temporada regrese a los meses invernales en los que siempre se jugó.

No más inventos que amenazan con destruir nuestro primer pasatiempo, es horrendo como los equipos juegan en terrenos que parecen potreros (ejemplo nuestro legendario  Capitán San Luis). Terminemos de comprender que fango,  agua y sol, asfixian el brillo de la temporada.

La Serie del Caribe no puede ser justificación  para  este cambio de época beisbolera. No somos ni miembros de la Confederación del Caribe, somos invitados, basta de defender lo ajeno y pongámonos para lo que realmente nos pertenece.

Tengo esperanza en el triunfo de la sensatez y la prudencia, y también en que la propensión toque la puerta de oídos receptivos y se ponga fin al maldito capricho.  

Respeto puntos de vista diferentes, pero no tengo dudas la Serie Nacional, la nuestra, es una buena liga. Con valentía, iniciemos un proceso de rectificación de errores en la pelota cubana, y que su punto de partida sea el regreso de la competencia a los meses invernales.

03/09/2018 15:48 deporte-salud #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris