Facebook Twitter Google +1     Admin

Diablos Rojos pintados de blanco

20180304022208-18-scj-miguel-lahera-3.jpg

La Habana.- UN SOBERBIO pitcheo fue el gran protagonista en la victoria de 3x0 de Occidentales sobre los Diablos Rojos de México, en el primer partido del tope Cuba-México celebrado en el estadio Latinoamericano.

El abridor cubano, Erlis Casanova, tuvo excelente labor de seis entradas con solo seis hits permitidos y cuatro ponches. No permitió libertades a sus rivales y solo estuvo complicado en la sexta entrada, con bases llenas, momento en que finalizó su faena propinando dos ponches.

El zurdo artemiseño Geonel Gutiérrez no estuvo bien, al sacar un solo out y permitir un hit, pero a su rescate vino su coterráneo Miguel Lahera, quien lanzó un relevo de mil quilates.

Lahera trabajó durante dos entradas y dos tercios con un solo indiscutible permitido, y propinó cuatro ponches a los rivales mexicanos.

La ofensiva de Cuba se vio limitada ante los cuatro lanzadores rivales y solo conectaron cuatro hits concentrados en dos bateadores. Gran productividad ofensiva que permitió fabricar tres carreras.

El camagüeyano Alexander Ayala bateó de 4-2 con un jonrón y dos carreras impulsadas. Los otros dos hits fueron a la cuenta del inicialista Yordanis Samón, quien impulsó la tercera carrera de Occidentales.

En general fue pobre la ofensiva cubana en los dos primeros juegos del tope. Entre Orientales y Occidentales solo se conectaron 11 indiscutibles.

Una grata noticia en la primera jornada fue la brillante labor de los serpentineros, quienes solo permitieron una carrera en 18 entradas de actuación.

El mánager occidental, Víctor Figueroa, anunció al zurdo Misael Villa como abridor para el segundo duelo ante los Diablos Rojos de México.

04/03/2018 01:22 deporte-salud #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris