Facebook Twitter Google +1     Admin

Triunfan en Veracruz Marlies Mejías y su caballo de hierro

20141124030931-foto-mejias.jpg

La ciclista Marlies Mejías, ganó también la ruta y con cinco títulos (cuatro en pista), es una de las grandes heroínas  del deporte cubano en Veracruz.

Tan solo mencionar su nombre  pone los pelos de punta, y hace que la aplaudamos sin parar, en estos merecidos párrafos.

La intrépida corredora (tiene 22 años) desafio grandes estrellas de la región, como las colombianas Maria Luisa Calle y Jannie Milena Salcedo, así como la venezolana Angie González, ubicadas en la elite olímpica y mundial.

“Estoy muy emocionada, sabía que podía lograrlo porque me siento en excelente forma y quería dedicar estos cinco títulos a los héroes cubanos, tres de ellos aún encarcelados injustamente en Estados Unidos”, manifestó sin contener el llanto y abrazada a su entrenador Leonel Álvarez.

Es impresionante ese fuego interior que caracteriza a los atletas cubanos, lo carga Marlies Mejias, y esa generación deportiva surgida de una nueva luz que a todos alumbro el camino: su nombre es Fidel.

La historia de esta ciclista comenzó en el 2009, al ser escogida entre muchas candidatas, la atleta juvenil más destacada de Cuba. La nominación lanzó un aviso a los cuatro vientos, cuyo eco se escucha hoy sobre un caballo de hierro, en Veracruz.

Otros resultados de alcance mundial. El 11 de agosto 2009 fue sexta en los 500 metros contra reloj en una lid para ciclistas Júnior.  En la propia justa sorprendió, con una medalla de bronce, que muchos consideraron de oro.

Así comenzó esta estrella, que en los XXII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, en Veracruz, fue también  varias veces recordista.

Orgullosos de ti, el ritmo de pedaleo y las fuerzas del corazón, te llevaron tan lejos, como quizás no esperaste Marlies Mejias.

 

24/11/2014 02:09 deporte-salud #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris