Facebook Twitter Google +1     Admin

¡Causa asombro la exclusión del Campeón!

20120421190618-foto-hoy.jpg

Pinar del Río, concluyó el calendario regular de la Serie Nacional de Béisbol con 47 victorias y 49 derrotas, resultado insuficiente para incluirse entre los ocho finalistas, que la próxima semana comenzarán los esperados play off de cuartos de finales.

Los parciales del conjunto verde amarrillo se muestran contrariados con este   desempeño, que genera comentarios en medio de la triste hecatombe, para muchos insospechada. ¡Causa asombro  la exclusión del  Campeón!

Una simple ojeada al comportamiento del equipo, responde sin necesidad de realizar preguntas adicionales. Durante el primer tercio ganaron 16 y perdieron 16, en el segundo finalizaron con más derrotas que triunfos (15-17) y en el tercero, otra vez, con  (16-16).

Jugando así, es imposible aspirar a más. Aportamos otros números: la primera mitad del campeonato 24-24 y la segunda, 23 éxitos y 25 fracasos. La gran verdad, el equipo no tuvo momentos buenos, la temporada de 96 partidos, fue su maldición.

Después de ganar la campaña 50, sin esperar mucho tiempo, comenzaron los tropiezos.

Fue un cacharro de agua fría la integración del equipo Cuba, sin un atleta de Pinar del Río, eso desmotivó y sembró una mala espina que psicológicamente todavía se arrastra.

Respecto a las jornadas de preparación con miras a la serie 51,  los propios peloteros dicen no fueron buenas, entre otras razones, por la ausencia de un líder (director de equipo)  no obstante el permanente reclamo de los escogidos.

La experiencia  vivida nos coloca frente a una realidad: el mentor no puede ser presentado siete días antes de iniciarse la serie. Sí algo bueno pudiera pasar es que sea el primer nominado.

Este comentarista falló en algo que hoy reconoce. Siempre albergue la esperanza durante la propia competencia, los peloteros alcanzarían la forma deportiva, pero esto nunca llegó.

Me atreví asegurar que tras 25 o 30 partidos, la cosa cambiaría, y no fue así. Otro detalle que pulula y no pasó por alto, si hubo ofrecimientos incumplidos, que sirva de experiencia,  esto es fao a la malla.  

De la actuación  de Pinar del Río somos responsables todos, que nadie se  sienta ajeno o desentendido, porque en mayor o menor escala, nos toca y tenemos que  aceptarlo.

Concluyo este comentario reconociendo a esa afición única, la misma que fue cimiento de los años grandes  del béisbol vueltabajero, entre 1978 y 1983, cuando se ganaron cinco campeonatos elites; la que repleta los estadios, convierte en millonarias las transmisiones de radio y televisión y nos enlaza con hermanos radicados en diferentes geografías.

Vendrán nuevas oportunidades y entonces quedará mostrado que cualquier tiempo futuro siempre será mejor.

21/04/2012 18:06 deporte-salud #. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris